Sobre el Ají | Chile Picante
Síguenos
Sobre el Ají

QUÉ ES EL AJÍ

El ají es un fruto que contiene capsaicina y que produce picor intenso sólo en los mamíferos cuando lo comen. Los hay de distintos colores y dependiendo de su tipo, pueden ser de color blanco, amarillo, verde, naranjo, lavanda, rojo, morado, chocolate. La planta que da el ají puede medir entre 30 y 60 cms de alto. El sabor del ají en sí, es dulce, pero muchas veces no lo percibimos debido a su intenso picor.

Debemos agradecer a Cristóbal Colón que lo descubrió en el Caribe y pensó al principio que era un tipo de pimienta, de ahí el nombre con que lo bautizó: pimiento. Colón fue quien finalmente introdujo el ají a Europa.

Lo cierto es que el ají es consumido en América desde al menos 7.000 años A.C. y no sólo como alimento o condimento, si no que también se le ha dado un uso medicinal.

El ají y sus diferentes nombres:

  • Ají (Latinoamerica)
  • Chile (México)
  • Pimiento o guindilla (España)
  • Chili pepper (idioma de habla inglesa)

 

LA CAPSAICINA

La capsaicina es lo que hace que el ají pique. Es un compuesto químico, oleoso, que está presente en esta fruta y que se cree, es detectable sólo por lo mamíferos y no por las aves, en base a la teoría (una de las teorías con más adeptos) de que para subsistir, las plantas de ají sólo se prestan para que las aves propaguen sus semillas y al mismo evitar ser comidas por los seres humanos y animales.

La molécula de la capsaicina es:

 

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DEL AJÍ

… y por qué comer ají?.

Si quieres empezar o estas empezando a probar este rico pero controversial fruto, aquí te damos una larga lista de pros más que contras, para hacerlo o seguir haciéndolo.

Primero que todo, el ají tiene acciones farmacológicas:

Antiséptica y antiinflamatoria. Nuestros ancestros y aún pueblos originarios, utilizan el ají en polvo, machacado, para sanar algunas heridas poniéndolo alrededor (no dentro) de la lesión para una cura rápida, eficiente y menos dolorosa.

Descongestionante: Muy beneficioso para combatir catarros en parte porque sus sustancias promueven a la transpiración y actúan como expectorantes, abriendo los conductos nasales y los pulmones, si se consume regularmente.

2do., contiene una gran cantidad de vitamina C y de betacaroteno, que cuando se asimila en nuestro organismo se transforma en Vitamina A.

3ro., regula la circulación de la sangre, fortalece el corazón, las arterias y los nervios, ayuda a disminuir dolores reumáticos y se dice, es un excelente remedio contra el alcoholismo.

4to., ayuda a bajar de peso: las semillas de capsicum contienen ácidos poliinsaturados que disminuyen el riesgo de trombosis; la capsaicina actúa en el metabolismo de las sustancias grasas, impidiendo la acumulación adiposa. Un experimento publicado en Agosto del 2015 y realizado por la Universidad de Adelaida, Australia, descubrió que la interacción entre la capsaicina y las paredes del estómago juegan un papel importante en la sensación de sentirnos llenos. Sobre esa misma línea, estudios anteriores parecieran respaldar la función controladora del apetito que pudiera tener el picante.

5to., combate las células cancerígenas. En diversos estudios, una sustancia de los ajíes demostró su poder anticancerígeno en cultivos de células de cánceres de pulmón, próstata y páncreas humano. Asimismo, han demostrado que una dosis de esta induce la muerte de las células cancerosas produciendo “el suicidio” de éstas (, no teniendo dicho efecto en las células normales.

Nos hemos basado en sitios como el de INIA en Chile, UPI.com, o Papers de la UCLA y el Centro médico Cedars-Sianí en EEUU, Universidad de Oxford, de Alemania y estudios en Centros médicos en China, entre otros, para extender a ustedes esta delicada y seria información en nuestro sitio.

Las estadísticas mexicanas dicen por ejemplo, que en ese país el porcentaje de enfermos de cáncer a la próstata o al colon, son notoriamente bajos en comparación con países en donde su dieta alimenticia no incluye prácticamente el ají.

Podemos mencionar también el particular caso de cáncer del cual sobrevivió Ed Currie, uno de nuestros Partners y dueño de la Compañía Puckerbutt Pepper Co. En Carolina del Sur y creador del ají más picante del mundo, actual Record Guinness, Carolina Reaper.

CBS News (2013). “Smokin’ Ed, de 53 años de edad, es un sobreviviente de cáncer a la tiroides y a la piel, le han extirpado 7 tumores de su cuerpo. Aunque no hay pruebas científicas concluyentes de que comer ají previene el cáncer, Currie se ha mantenido libre de cáncer desde que empezó a comer ajíes todos los días hace cinco años. Dijo: “Creo que los ajíes son una de las curaciones para el cáncer, es que me ha pasado a mí. He visto a mi padre morir de cáncer, he visto a mis amigos morir … Yo ya no quiero ver a nadie más muriendo de cáncer. ”

Smokin’ Ed de hecho, empezó su negocio de los ajíes cultivándolos en su casa y en casa de amigos, para contribuir a la erradicación definitiva del cáncer en el mundo.

 

CONTRAINDICACIONES

Por favor abstenerse de comer ají en cualquiera de sus presentaciones si padece de úlceras o gastritis avanzada.

Si sólo padece de gastritis leve o nerviosa, puede consumir habaneros en pequeñas cantidades o salsas naturales en base a este ají. El ají habanero es considerado el ají del futuro pues es el único ají que no irrita el estomago, inclusive para las personas que padecen gastritis nerviosas.

Si usted es alérgico/a al vinagre, no consuma el ají en salsas, hágalo ya sea directo del fruto o más gourmet, en aceites de oliva intervenidos con ajíes.

Y por último, recuerda: todo en exceso es malo.

¿QUIÉNES COMEN AJÍ?

Un estudio que se hizo en la Universidad de Pensylvania (EEUU), planteó que los individuos con personalidades aventureras, extrovertidas y con cierta predisposición a correr riesgos, son el tipo de personas que más ají consumen y por lo tanto, se determinó que el gusto por lo picante depende en gran medida de nuestra personalidad.

Otro estudio que realizaron investigadores de la Universidad de Grenoble (Francia), dice que hombres que prefieren los alimentos condimentados con ají tendrían un mayor nivel de testosterona, hormona vinculada con rasgos de agresión, deseo sexual y la toma de riesgos.

De acuerdo con este hallazgo, existiría una estrecha relación entre el disfrute de la comida picante y los niveles de la hormona sexual, la cual está ligada a las características que definen a los llamados “machos alfa”.

Pero lo cierto es que también existen mujeres con niveles de testosterona un poco más altos que el estándar en su género (sí! las mujeres también producen testosterona, que contribuye al desarrollo de su masa muscular, fuerza y deseo sexual, entre otros; la diferencia es que en los hombres esta hormona se encuentra entre 20 y 40 veces más presente en sus cuerpos) por lo que ellas, también están propensas al consumo de la comida picante.

Por lo tanto y basándonos en estos estudios, podemos concluir que no depende tampoco del género la inclinación y resistencia por el picante, si no más bien por una cuestión genética.

Así que, cuando grites la frase “¡es niñita!” porque no come ají, piénsalo dos veces… hay mujeres que son ¡excelentes comensales picantes!.

 

LA ESCALA SCOVILLE

La escala Scoville debe su nombre a Wilbur Scoville, quien creó este método durante la segunda década del 1900.

Es una medida del picor o pungencia en los ajíes y cuyo método consiste en una solución con extracto del ají, que es diluida en agua con azúcar hasta que el picante (capsaicina) ya no puede ser detectado por un comité de 5 examinadores; el grado de disolución del extracto, da su medida en la escala. Así, un pimentón que no contiene capsaicina, tiene cero en la escala de Scoville y Carolina Reaper, contiene entre 1.900.000 y 2.200.000 SHU (en inglés, Scoville Heat Unit). El número de SHU indica la cantidad presente de capsaicina en el fruto medido.

La gran debilidad de este método recae en su imprecisión, pues la prueba está sujeta a la subjetividad humana de los examinadores. Hoy en día ya no se utiliza esta medida, sino métodos de análisis cuantitativo. Uno de los más habituales es la cromatografía. No obstante, se ha mantenido el nombre de la unidad de medida en honor a Wilbur Scoville.

¿QUÉ ES “ENCHILARSE” O “ARDERSE”?

Y juntos celebramos si te enchilas o te ardes
No es que no nos importe, sino que nos vale madres”

(Here we come, Molotov)

No existe un termino latinoamericano que exprese como reacciona tu cuerpo al exceso de ají cuando lo comes, pero nuestros hermanos mexicanos lo han sabido describir muy bien. “Enchilarse” o “ardese” es sofocarse al sentir ardor en la boca por ingestión de un ají.
Síntomas:

Te darás cuenta inmediatamente (y quien te vea también lo notará!) porque tu cuerpo comienza a subir de temperatura y el color de tu cara cambia pasando a un atractivo rojo pasión.

Enchilarse implica moquear, sudar, llorar y marearse. Todo en uno. Según Discover Magazine, cuando comemos mucho ají, la capsaicina (sí, otra vez esta jodida señorita), provoca irritación y el cuerpo produce fluido nasal o mocos, sudor y lágrimas, para eliminar a la intrusa sustancia de nuestro organismo. Mientras que los mareos son causados por un cambio brusco en el flujo sanguíneo, lo que genera alteraciones en la presión arterial.

A ver… explíquenmelo en buen chileno por favor?!

Lo que hace la capsaicina en el fondo, es causar un “incendio” en tu cuerpo, entonces los receptores envían un mensaje a tu cerebro de que “te estás quemando” por lo que inmediatamente tu cuerpo empieza a liberar endorfinas para calmar esta sensación de dolor. Esto ocurre en vertebrados durante la excitación, el dolor, el consumo de alimentos picantes, el consumo de chocolate, el enamoramiento y el orgasmo

Entonces, cuando te enchilas, lo que está ocurriendo contigo, es que estás teniendo un golpe de endorfinas en tu cuerpo, por lo tanto, un golpe de placer.

Por esto es que termina causando un “dolor placentero” y mucha gente termina acostumbrándose a esta sensación de placer y bienestar, o para ser más claros, terminan volviéndose adictos. Pero, ¿adictos al ají o a la capsaicina?, no Señores!, adictos al placer que sientes cuando tu cuerpo libera endorfinas. ¿qué tal?.

… en realidad, si te fijas bien, esto podríamos llamarlo “masoquismo positivo”.

 

TIPS/CONSEJOS

QUÉ HACER EN CASO DE ENCHILARSE:

1.- No entrar en pánico y guardar la compostura (existen seres humanos que aletean como pájaro y/o gritan como “cabras chicas gritonas”)

2.- Tener a mano alimentos con contenido graso como: 1 (2 o 3 o los que quieras) vaso con leche entera (sin lactosa en caso de que seas intolerante), helado de leche, pan, pan con mantequilla, carne de cerdo.

Algunos alimentos que suelen aliviar el ardor estomacal son el tomate, la piña, la naranja y los jugos de lima y limón. Todos estos funcionan como calmantes para la sensación causada por el picante en tu estómago.

En general, comidas con contenido graso para que arrastren de tu boca la capsaicina, que como te contamos anteriormente, es oleosa.

3.- Sonarse, limpiarse las lágrimas y el sudor de tu cara para no pasar vergüenza.

NOTA: Algunos también prefieren comer azúcar o tomar algún trago que lleve alcohol, ya que la capsaicina también es soluble en ellos.

¿Por qué no tomar agua?.

El agua no va a quitar la capsaicina de tu boca pues no es soluble en H2O, lo que hace solamente es apagar “sicológicamente el incendio” que tienes en tu boca y terminarás prolongando el martirio. Calmará la sensación, pero no el dolor.

Después de quitarte la capsaicina de la boca, bienvenido sea un vaso con agua o incluso mascar lechuga u otros vegetales verdes.

¿Cómo quito el picor del ají de mis manos/dedos?

  • Un método casero para quitar lo picoso es usar la pasta de dientes como si fuera una crema, espárcela por donde te duele, se quitará el dolor, deja que se seque y luego enjuaga con agua fría.
  • Otras fórmulas también popular es frotar las manos con sal o meterlas en hielo o frotarlas con tomate y sal y luego enjuagar con agua y jabón, azúcar con unas gotas de limón, vinagre blanco, etc.

NOTA: y por favor, ¡No te toques ni te rasques los ojos!

¿Y si comí mucho ají y ahora me duele el estómago?

Fight fire with fire…”

(Metallica)

(Burning down the House, The Cardigans & Tom Jones)

 Va a sonar un poco extraño lo te que vamos a recomendar pero echar ácido sobre ácido, funciona.

Algunos alimentos que suelen aliviar el ardor estomacal son el tomate, la piña, la naranja y los jugos de lima y limón. Todos estos funcionan como calmantes para la sensación causada por el picante en tu estómago.



CONTÁCTENOS

Nombres

E-mail

Mensaje